Skip to main content
MH Sales Training & Coaching | Barcelona, Spain
 

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar navegando entendemos que acepta nuestra política de Cookies. Ver política de Privacidad
You can learn more by clicking here

El Triángulo del
Éxito

Como Triunfar

 


¿Sabes cuál es tu problema?

A la mayoría de las personas les cuesta ver lo que les impide alcanzar los niveles más altos de éxito. Es difícil leer la etiqueta desde dentro de la botella.

¿Cómo te sientes respecto al mercado, a tu empresa y a tu carrera comercial?

Una persona con una fuerte creencia en la oportunidad y en sí misma podrá experimentar fracasos y no quedar anulada emocionalmente. Cuando tu "por qué" es débil, cualquier fracaso se siente como una catástrofe que tendrá un efecto negativo mucho mayor y más duradero.

¿Con qué frecuencia haces lo correcto en el momento adecuado?

Puede que sepas lo que hay que hacer pero no ejecutes tu plan. Puede que no estés seguro de tener las estrategias adecuadas. Puede que simplemente llames a las personas equivocadas en el momento equivocado. Las personas con éxito desarrollan objetivos, planes, sistemas y hábitos que conducen sistemáticamente a resultados positivos.

¿Dirías que dominas el arte y la ciencia de la venta?

Dominio significa que puedes reconocer la situación a la que te enfrentas, identificar la estrategia necesaria y aplicar las habilidades requeridas para encontrar el éxito. Las habilidades de venta se pueden aprender, desarrollar y perfeccionar. La práctica enfocada, la información periódica y el aprendizaje de los errores llevarán tu juego al siguiente nivel.

Tres elementos necesarios para
tener éxito en cualquier cosa.

El éxito es el resultado de conectar todos los puntos del triángulo del éxito.

Una de las mejores cosas del éxito es que puedes definirlo tú mismo. David Sandler identificó tres elementos necesarios para tener éxito en cualquier cosa: comportamiento, actitud y técnica.

Actitud

Tu percepción, tus creencias y tu visión de ti mismo, de tu empresa y del mercado tienen un gran impacto en tu forma de vender y en lo que estás dispuesto a hacer para tener éxito en las ventas.

 

 

Conducta

Tus objetivos, planes y acciones determinan que a menudo hagas las cosas correctas en el momento y lugar adecuados. Es el resultado de tu disciplina, tu vitalidad y tus ganas lo que determina la rapidez y la constancia con la que tendrás éxito.

 

 

Técnica

Tus estrategias, tus tácticas y tu presencia personal mientras ejecutas tus actividades repercuten en la eficacia de esas acciones. Puede tener un efecto extraordinario en tu éxito general y afectar a tu actitud a lo largo del tiempo.

 

EL TRIÁNGULO DEL ÉXITO DE SANDLER

¿Cómo se mide el éxito?

Normalmente, tener éxito en las ventas es como tener éxito en el béisbol. No tienes que ser perfecto para ser una estrella; ¡sólo tienes que ser mejor que tu competencia! Las estrellas del béisbol de las Grandes Ligas batean alrededor de 0,300 en todo el año. Los jugadores de béisbol promedio batearán alrededor de .250. La diferencia es sólo un golpe más por cada 20 bates.

¿Qué significaría para tu carrera si consiguieras una venta más por cada 20 intentos?

Tanto si te refieres a tu carrera de ventas como a tu vida personal, mejorar tu media de bateo es el camino más seguro hacia el éxito. El éxito es el resultado combinado de tu Comportamiento, Actitud y Técnica.

Clasifícate...

En una escala de 0 a 10, ¿cómo te sitúas en cada uno de los tres Triángulos del Éxito?

Actitud

¿Cuántas veces tienes la actitud correcta sobre ti mismo, tu empresa y tu mercado?
 

Conducta

¿Cuántas veces haces lo correcto en el momento y lugar adecuados?

 

 

Técnica

¿Hasta qué punto utilizas las estrategias, tácticas y herramientas adecuadas? ¿Cuán bueno eres en tu trabajo?

 

 

A continuación, toma esas tres puntuaciones, multiplícalas y luego divide por 1.000 puntos posibles tu porcentaje (por ejemplo, (A x C x T) / 1000 = tu media de "ACTuación" de ventas).

Nota: No se trata de una media real. No se divide por 3, sino por 1.000. El éxito no es una media de tus esfuerzos, sino que se multiplica por tu actitud, comportamiento y técnica. No puedes tener una actitud de 10 con acciones de 0 y esperar tener éxito.

Anota tu media de “ACTuación" en tus notas y vuelve a evaluarte con el tiempo. Si te has dado una puntuación más baja en una de las áreas, tómate un minuto para escribir por qué y qué cambios serían necesarios para aumentar la puntuación.

Explora algunos de los programas de mayor rendimiento de la actualidad para ver si somos adecuados para ti.